Tipos De Formas De Lidiar Con Mal Jefe | Lidiar Con Un Mal Jefe

En el mundo corporativo, hay diferentes tipos de jefes, algunos buenos, algunos inteligentes, algunos exagerados y algunos con cualidades tóxicas que hacen que un empleado tenga miedo de trabajar para él. Algunas de las cualidades que lo convierten en un mal jefe son: él te desmotiva a cada paso; tu talento no tiene influencia sobre él; nunca apoya sus ideas o teorías innovadoras; no te queda energía al final del día; la interacción con él siempre te pone de los nervios; él es intrusivo y no te da tu espacio personal; nunca te proporciona un comentario; toma crédito por tu trabajo. Tratar con un mal jefe es un desafío, y se vuelve imperativo encontrar formas y medios para tratar con él si no puede cambiar su trabajo por algún motivo. Siga los siguientes tipos de formas de lidiar con un mal jefe de manera efectiva.

Tipos de formas de lidiar con un mal jefe

Tener un mal jefe no es nada fácil, si estás pasando por esta situación en la actualidad presta atención a los siguientes tipos de formas de lidiar con un mal jefe, para que lo superes de forma efectiva:

1.- Asegúrate de que el jefe sea realmente malo

A veces las circunstancias son tan adversas que el jefe se parece al diablo, aunque en el escenario real, no lo es. Antes de tomar una decisión y etiquetarlo como un mal jefe, asegúrate de tratar con un mal jefe y no de una mala situación. ¿Eres nuevo en tu trabajo o has estado trabajando durante mucho tiempo pero te han asignado recientemente a este puesto donde tienes que trabajar para un nuevo jefe?

En ambos escenarios, el jefe es nuevo, y es posible que no haya podido entenderlo, por lo tanto, haga un esfuerzo y controle sus tratos no solo contigo sino también con los demás. Esto le dará una idea justa sobre su comportamiento. Date tiempo a ti y al jefe para que ambos puedan crear una buena relación de trabajo. Mientras tanto, sigue observándolo e intenta notar las cosas que consideras incorrectas.

¿Hay alguna razón para esa incidencia? ¿Fue una ocurrencia de una sola vez, si su comportamiento fue grosero con todo el mundo o si está apuntando especialmente? Estas son algunas preguntas esenciales a las que debe encontrar respuestas si estás buscando formas de determinar si está trabajando para un mal jefe o no, es necesario que encuentres estas respuestas, solo así, podrás aplicar los tipos de formas para lidiar con un mal jefe sin eventualidad alguna.

2.- Identifica la motivación de tu jefe

Si después de un período considerable de cuatro meses, tu mal comportamiento continúa, entonces es el momento de identificar la motivación de tu jefe. ¿Cuál es la razón por la que se comporta tan atrozmente? Es una pregunta importante sobre la que debes deliberar. Necesitas tener una visión más profunda de su proceso de pensamiento para comprenderlo mejor. Averigua por qué está haciendo las cosas de la manera que no consideras aceptable.

Cuál es su motivación para degradarte a cada paso es personal o es su comportamiento normal. Si encuentras algo inaceptable dentro de tu ser, intenta hacer cambios y si es su patrón típico, luego trate de asegurarse de que no lo antagonice innecesariamente. A veces, el jefe se comporta de la tiranía habitual porque siente que este es el comportamiento normal de un jefe.

En tales casos, él cree que está capacitando a su personal. Su jefe podría carecer de la capacitación básica o podría haber tenido éxito demasiado rápido y la arrogancia de su posición y logros es lo que le prohíbe ser un buen jefe. Asegúrate de identificar la razón real si está buscando maneras de lidiar con un mal jefe.

3.- No dejes que afecte tu trabajo

Lo primero que cambia debido al mal jefe es tu trabajo en la oficina. No permitas que sea una excusa para un trabajo descuidado y esté decidido a pasar esta fase siendo muy diligente en sus esfuerzos. Respira hondo y recuerda tu objetivo. Ahora enfócate en el objetivo y no se distraiga con las distracciones. Sí, el mal comportamiento de su jefe es una distracción que debe superar, por lo tanto, manténgase comprometido, enfocado y optimista porque esta es la manera correcta de lidiar con un mal jefe y una situación estresante.

‘Manejar a tu jefe de esta manera te distinguirá y podrás alcanzar tus metas profesionales mucho más rápido. No sucumbas a los pensamientos negativos y piensa en la resignación hasta que se convierta en una situación atroz en la que no hay otro curso abierto para ti.

Si a tu jefe le encanta gritar, no reaccione gritando en su lugar, mantenga la calma y piense en él como un niño grosero, y si habla mal, ignore y compórtese como si estuviera hablando de una tercera persona. No responda recitando chismes sobre su acción y comportamiento porque las palabras tienen una forma de comunicarse y puede causar repercusiones con las que no está listo para lidiar.

4.- Habla con tu jefe

A veces, el empleado está pensando demasiado y está haciendo montañas de una colina. Es posible que la situación no sea tan mala como la estás viendo. La mejor manera de lidiar con un mal jefe y aplicar los tipos de formas de lidiar con un mal jefe es confrontarlo directamente. No lo agrave, en cambio, se cortés y diferencial y pídale comentarios y dirección para que pueda hacer los cambios en consecuencia.

Nunca muestres con tus acciones o palabras que lo consideras un mal jefe porque tiene la autoridad para hacer de tu vida un infierno, por lo tanto, retrocede si esos pensamientos se te han pasado por la cabeza.

Esto demostrará una acción contraproducente y lo arrastrará hacia atrás, así que hable con su jefe cortésmente y solicite su ayuda si está buscando formas de lidiar con un mal jefe.

5.- Toma la ayuda de un mentor

A veces, las situaciones están más allá de la capacidad de un empleado, y todos sus esfuerzos son en vano. Lo que hay que hacer en tal caso es el pensamiento que se te pasará por la mente. Recuerda que tienes una línea de vida en términos de un mentor.

Encuentra a alguien que tenga conocimiento previo sobre tu jefe y que pueda ayudarlo a aceptar la situación y te guie a aplicar de forma correcta los tipos de formas de lidiar con un mal jefe. Habla con él libremente y cuéntale tus inquietudes. Escucha y pon tu mentalidad abierta para poder comprender las complejidades de la situación.

6.- Mantente un paso adelante

Mantente un paso adelante si estás buscando maneras de lidiar con un mal jefe. Si es un micromanager, anticipa tus demandas y haz las cosas antes de que pueda pedirlo, y si es él quien juega a los juegos de la culpa, asegúrate de que el trabajo sea de los mejores estándares, y no puede encontrar ningún error.

La idea es trabajar con y para el jefe y no contra él. Socavar a tu jefe no te llevará lejos, ya que nadie quiere trabajar con empleados que tienen la costumbre de quejarse del jefe. Cuando tu jefe vea tus esfuerzos, se volverá amable y este cambio será para mejor.

7.- Establecer límites

Una manera significativa de lidiar con un mal jefe es estableciendo límites. Esto ayudará al empleado a mantener una distancia respetable del mal comportamiento de su jefe. Supón que tu jefe tiene la costumbre de llamar después del trabajo y luego mantén tu teléfono en el mensaje de respuesta automática que le dirá que el teléfono está prohibido después del trabajo.

Si tu jefe te pide que asista a reuniones temprano en la mañana cada dos días, puedes informarle cortésmente que no es posible para ti ya que se va lejos o está ocupado con otras actividades en la mañana. Establecer límites es uno de los tipos de formas de lidiar con un mal jefe más esencial tanto para el jefe como para el empleado, ya que les dará un respiro para tratar entre ellos y mantener cierta distancia.

8.- Identifica los desencadenantes

Identifica los factores desencadenantes que desencadenan a tu jefe para que pueda estar más atento a ellos si está buscando formas de lidiar con tu mal jefe. Si tu jefe tiene una o dos debilidades, evítelo para causar una buena impresión.

Suponga que tu jefe está desorganizado y luego mantén tu calendario para que pueda seguir tu horario fácilmente. Busca oportunidades que lo ayuden a mejorar tu relación con él. Asegúrate de no encender accidentalmente el gatillo que lo activará y, en caso de que ocurra, no lo contradiga y haga su vida más miserable.

9.- Comprométete con la red de soporte

Se trata de un mal jefe es un reto emocional, y una persona necesita positivas y buenas personas alrededor de él en esos momentos. A veces, las situaciones se verán y se sentirán fuera de control y es posible que desee dejar tu trabajo actual, pero recuerde huir de una situación desagradable no es la respuesta. En caso de que desee cambiar de trabajo, asegúrese de tener uno en la mano antes de decidir dejar el actual.

Además, las conversaciones ayudarán a encontrar una perspectiva diferente en la que quizás no haya pensado. Los amigos, familiares, terapeutas, entrenadores e incluso profesionales capacitados son buenos para brindar el estímulo y el apoyo necesarios para salir de una situación difícil y tratar con el mal jefe.

10.- Estar física y mentalmente fresco

Cuídate para que puedas lidiar con tu situación de una mejor manera y puedas hacer un correcto uso de los tipos de formas de lidiar con un mal jefe. Encuentra actividades que puedan ayudarlo a relajarse, como deportes, meditación, yoga o eventos sociales. La relajación y la atención plena son las mejores formas de estar física y mentalmente en forma, ya que te ayudarán a encontrar el equilibrio en la vida.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

Fases De Auditoria
Tipos De Fases De Auditoria
Tipos De Estrategias De Comercialización Del Artículo
Tipos De Estrategias De Comercialización Del Artículo
Aprendizaje
Tipos De Disciplinas De Aprendizaje
Tipos De Micro Marketing
Tipos De Micro Marketing
Costos De Inventario
Tipos De Costos De Inventario
Habilidades De Motivación
Tipos De Habilidades De Motivación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba